Taping en la práctica logopédica

El uso de vendaje neuromuscular está muy extendido en otras áreas como la fisioterapia, pero muy pocos conocen el uso que los logopedas hacemos de este tipo de vendajes en nuestra práctica clínica y por eso hemos querido acercar este tema a nuestro blog para que conozcáis un poco más de cerca técnicas novedosas que forman parte hoy día de la intervención clínica logopédica, más concretamente desde el ámbito de la Motricidad Orofacial.

El vendaje neuromuscular, también conocido por Kinesio Tape, es una herramienta de trabajo para el logopeda complementaria a nuestro trabajo de la musculatura orofacial para así lograr un resultado terapéutico más efectivo en algunos trastornos.

Esta técnica fue creada en los años 70 por el doctor japonés Kenso Kase, llegando a Europa en los años 90, siendo su principal uso en el mundo deportivo y de la fisioterapia, pero poco a poco se ha ido estudiando su indicación en otros ámbitos como es la neurorehabilitación. El tape es un vendaje elástico que a través de su aplicación a nivel superficial estimula los receptores cutáneos periféricos a nivel tegumentario consiguiendo así una estimulación propioceptiva que favorece la función muscular y circulatoria, también como un efecto analgésico debido al aumento del espacio intersticial.

El taping tiene múltiples aplicaciones a través de diversas técnicas que podemos usar a la hora de emplear el vendaje, de forma que siempre debemos valorar su uso en nuestro tratamiento buscando el tipo de aplicación que debemos realizar dependiendo de la rehabilitación que estemos llevando a cabo. Se distinguen básicamente por la forma y la tensión con la que lo aplicamos según el objetivo perseguido, pudiendo ser cierta corrección postural, la facilitación del trabajo muscular o la posible aceleración en el proceso de auto-recuperación del cuerpo.

Una de las principales ventajas por las que se utiliza en nuestro trabajo es su duración, ya que las propiedades se mantienen más allá de la sesión terapéutica.

Por supuesto, este tipo de aplicaciones siempre debe ser realizado por terapeutas que estén capacitados y formados en su uso, ya que se debe de seguir una serie de pautas, además de llevarse a cabo ciertas precauciones para conseguir una correcta aplicación del mismo y evitar posibles lesiones.

En Centro ADEA contamos con profesionales capacitadas para su aplicación en su práctica diaria haciendo uso de éste en la rehabilitación y tratamiento de alteraciones como trastornos de la motricidad orofacial como parálisis o asimetrías faciales, alteraciones temporomandibulares (ATM), hipotonía e hipertonía muscular, alteraciones en la deglución, disfagias, disfonías, o reeducación respiratoria entre otras. Con todo ello conseguimos unos beneficios como una disminución del babeo y aumento del control de la saliva durante la deglución, un mejor sellado labial y una adecuación del sistema orofacial y cervical.

Por supuesto, nuestro equipo de logopedas estarán a tu disposición para completar tu información sobre el tema y buscar la mejor opción de rehabilitación en cada caso.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn